Imprimir esta página

El domingo de "coló" a mitad de semana

02 Abril 2015 En Nuestros sindicatos

El Paro nacional en la Patagonia

Las especulaciones y las teorías previas se rindieron una vez más ante la realidad: el paro nacional de transporte, convocado por la CGT que preside Hugo Moyano, y La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) se sintió con gran contundencia en el país, y en la Patagonia y en el Chubut, en particular. 

En esta provincia, el 31 de marzo se vivió con un altísimo acatamiento que acompaño la huelga nacional en contra del mal llamado impuesto a las ganancias y a favor, de una recomposición para los ingresos de los jubilados. Camioneros desplego su habitual presencia al costado de las rutas, en el que las banderas verdes ondearon al compás del viento patagónico.

Camioneros, Luz y Fuerza, Portuarios, Petroleros Privados (aliados al gobierno nacional), Bancarios, Docentes, Empleados y Obreros Municipales, Judiciales, AFIP y la CTA, fueron las organizaciones que en consonancia con lo expresado por sus bases, se plegaron al Paro que, al igual que lo ocurrido en diversas partes de la geografía de la República Argentina encontró un elevada aceptación. El martes 31 de marzo se convirtió por el accionar de los trabajadores y sus dirigentes, en un día domingo, y así se pudo percibir con absoluta claridad en Comodoro Rivadavia, una de las ciudades más importantes del sur argentino, por ser un enclave estratégico en temas  de energía y petróleo. En este sentido, no deja de ser un dato menor que el sindicato de mayor peso en la zona, como son los Petroleros Privados (aliado al oficialismo), que decidieron plegarse a la medida, atentos a la presión de sus bases.

Otro aspecto que es preciso poner de relieve es que no hubo que lamentar ningún hecho de violencia o incidente,  en donde la jornada se desarrolló en calma y normalidad.

El sindicato de trabajadores Camioneros del Chubut se plegó mayoritariamente a la medida de fuerza, reclamando en contra del mal denominado “impuesto a las ganancias” (contra el trabajo), tal cual lo viene haciendo en las rutas del país, desde el año 2007. En las últimas horas del lunes 30, los portadores de los chalecos verdes, comenzaron con la logística previa a este tipo de acontecimiento, manteniéndose al costado del camino, sin que ello imposibilite el tráfico en las arterias chubutenses.

Como suele suceder en los distintos paros en los que Camioneros ha sido protagonista, la intersección de las rutas 3 y 26 -el estratégico camino obligado hacia los yacimientos petrolíferos- fue el lugar elegido para demostrar con contundencia el malestar de los trabajadores, en torno a los aspectos que motorizaron el reclamo.

Pasadas las 14 hs, subió al improvisado escenario montado sobre un tráiler, el secretario  general de Camioneros, y candidato a diputado nacional, Jorge Taboada. Arranco sus palabras, diciendo “me molestan muchísimo los dirigentes aplaudidores, que prefieren quedar bien con el Gobierno nacional, por encima de las necesidades de sus trabajadores”. Ante más de 500 trabajadores que se dieron cita al lugar y ante una inmensa hilera de camiones, Taboada cargo contra aquellos que “pretenden estar sentaditos en primera fila, en la comodidad del poder, y no cumplen el mandato de sus representados”.

 





Entre las posibles soluciones propuestas para el Gobierno (“que se dice nacional y popular”) y en pos de acabar con el “impuesto a las ganancias”, Taboada dijo que se podría dejar de ser solidario con el dinero de los trabajadores, y empezar por gravar al juego, a las mineras o a los empresarios que más ganan, para con lo recaudado implementar “políticas de Estado mejor direccionadas”.

Luego de agradecer el gran acompañamiento de los trabajadores camioneros de toda la provincia, Taboada se refirió a las elecciones internas que se realizaran el próximo 4 de mayo, e instó a los presentes, a votar teniendo memoria y ponderando el hecho de siempre “dar la cara” ante sus representados. 

Muchos de las organizaciones sindicales que participaron del Paro del “31 M” no descartaban al filo de la jornada, la realización de otra medida de fuerza más extendida en el tiempo: por 36 horas. Una vez más los trabajadores y sus organizaciones se expresaron, la esperada respuesta oficial, no. s”.

Por Andrés Ninin

Visto 912 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Abril 2015 13:32